Empresario en apuros
1252
post-template-default,single,single-post,postid-1252,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Empresario en apuros

Empresario en apuros

Cuando un empresario tiene éxito y las cosas le van bien, todo lo que se mueve a su alrededor es maravilloso, los aplausos se repiten, amigos, familia, restaurantes, lugares de ocio, etc…, hasta que en la empresa las cosas se complican y empieza a hacerse insoportable la situación que se comienza a vivir. Estos son algunos de los derroteros por los que un empresario se ve obligado a caminar cuando su empresa se queda sin liquidez y deja de funcionar con normalidad.

  1. Dificultad para obtener financiación bancaria.
  2. Imposibilidad de atender sus compromisos adquiridos (bancos, proveedores, personal, organismos públicos, etc).
  3. Inclusión en las bases de datos de morosidad.
  4. Pérdida de credibilidad frente a terceros.
  5. Las cías. de caución no garantizan los cobros a sus proveedores.
  6. Compromisos con Hacienda, Seguridad Social, etc…, imposibles de cumplir comenzando a embargarle la facturación de sus clientes.
  7. Los cobros de clientes comienzan a fallar ya que la situación es detectada por ellos.
  8. Se ve obligado a hacer las compras a proveedores al contado por falta de crédito.
  9. Las ventas bajan de un modo desenfrenado, lo que les obliga para mantenerse vender por debajo del coste, lo que supone que las deudas vayan en aumento.
  10. Bancos, proveedores y clientes comienzan a ponerse nerviosos y a abrasarle a llamadas viéndose obligado a no atender la empresa y a dedicarse a apagar los fuegos que se van produciendo.

El día a día comienza a convertirse en un problema difícil de sobrellevar. Todo lo comentado lleva a la empresas y administradores a una situación muy PELIGROSA, que suele acabar con el inicio de actuaciones judiciales iniciados por:

  • Bancos
  • Proveedores
  • Personal
  • Organismos Públicos
  • Etc.

Que le llevarán al embargo y subastas. Dando tumbos acabaremos cerrando la empresa que nos llevará a una situación que durará varios años en poder ser resuelta, a vecen con consecuencias irreparables. Reclamaciones Judiciales Civiles, penales, etc.

El panorama que se nos presenta es muy complicado y desesperante:

  • Pérdida de vehículos, tarjetas de créditos…
  • Problemas familiares al no poder hacer frente a las necesidades básicas y a verse salpicados por la situación.
  • Llegar a casa significa más presión añadida, haciéndonos preguntas de cómo ha sido posible lo que está ocurriendo.
  • Comienzan los problemas de salud, y necesitamos pedir ayuda a profesionales médicos que nos mediquen para poder sobrellevar la situación.

Sólo conocedores del mundo empresarial, financiero – jurídico, etc., podrá ayudarle a salir de esta situación del modo más airoso posible. Llegado este momento, Ud. no puede escuchar cantos de sirena, sólo personas con mucha experiencia y conocimientos le podrán ayudar. Los servicios que comenzaríamos prestando serán los siguientes:

  1. Reunión con los propietarios/administradores en las instalaciones de la empresa para conocer el alcance de la problemática en la que se encuentran.
  2. Recabar la documentación necesaria para su estudio y posteriormente trazar el plan a seguir.
  3. Reuniones con Bancos, proveedores, personal, organismos públicos, etc…, tratando de negociar las deudas, adaptándolas a la capacidad de generar recursos de la empresa.
  4. Sustitución temporal del Gerente/Administrador por una cara nueva que ayude a ejecutar el plan trazado.
  5. Una vez conseguido los objetivos, nuestra misión habrá acabado, aunque podríamos continuar haciendo una vigilancia de la empresa para evitar desvíos y nuevas complicaciones.
  6. Posible búsqueda de inversores interesados en la compra total o parcial de la empresa (siempre que fuere de su interés).
  7. Las operaciones de financiación que se solicitarán serán a partir de 100.000 €.
  8. La facturación de las empresas en reflotamiento deberán ser mayor de 250.000 €/año.

No tendrá que realizar desembolsos económicos, sólo cuando se consigan los objetivos concertados con Uds. Envíenos su teléfono a info@ddbconsultores.es y nos pondremos en contacto con Ud.

Sin Comentarios

Escribe un Comentario